04 May

La Bóveda Extremeña

Siempre que oigo algo de historia se me viene a la mente Extremadura, sus múltiples hazañas, tretas y demás gestos que aunque se hicieran por instinto de supervivencia, no dejan de ser genialidades y no siempre están reconocidas como tal. Pero es cierto que los extremeños, bien por falta de recursos o por economía del trabajo, siempre tienen que ir más allá. A continuación analizaremos las bóvedas extremeñas.

A simple vista en la mayoría de las casas extremeñas, más aún en el sur, podemos observar que predomina la utilización de las bóvedas como elemento estructural. Una región donde escasean los medios económicos y materiales, tuvo que recurrir a técnicas constructivas que se pudieran desarrollar con lo mínimo.

 

La base de la idea era en un principio la bóveda de arista. Formadas por la intersección de dos bóvedas de cañón iguales que se cruzan perpendicularmente.

arista

Pero su ejecución necesitaba de una cimbra, lo que conlleva a la necesidad de madera e incluso algunos justifican la evolución de dicha bóveda por parte de los extremeños como carencia de dicho material, pero en el norte del Tajo se construía y construye mucho con madera, lo cual hace dudar de esta justificación.

a02-boveda-de-arista-y-cimbra

 

Peculiaridades:

 

  • Su geometría es compuesta. La bóveda de arista está compuesta por la intersección de dos figuras sencillas, como son dos semicilindros, la bóveda extremeña se caracteriza por componerse con la intersección de dos semitoroides. Provocando así que la clave central esté más alta que la clave de los arcos laterales. Esta diferencia de cota se denomina “retumbo”.

Boveda arista romana

  • La bóveda extremeña se ejecuta al aire. Esto quiere decir que no se necesita cimbra completa para su construcción aunque puntualmente se utilice cimbra para realizar arcos auxiliares.

 

 

Con esta simple modificación se consigue que las cargas vayan más repartidas y teniendo múltiples apoyos le da un coeficiente de seguridad añadido difícil de superar. Aportando con ello un ahorro económico tanto de material como de mano de obra al no tener que realizar el montaje y desmontaje de la cimbra. También, al repartir el contrarresto entre varios elementos, se necesita menos ancho de muros con lo que ello conlleva económicamente. En definitiva, se reinventó la bóveda de arista mejorando su trabajo como estructura y con una mejora considerable en el precio de su ejecución.

 

Seguramente si observan de manera detenida las figuras anteriores, pensarán que este tipo de bóveda se hará o no, pero estéticamente y por regla general recuerden las casas de sus padres o abuelos con una figura más parecida a la de la izquierda.

 

Pero recuerden que aun revolucionando y mejorando lo comentado, lamentablemente en lugar de presumir de ello, los extremeños solemos pecar de tener complejos y de no valorar lo nuestro. De ahí que se compense el retumbo de nuestras bóvedas con el revoco para que parezca una bóveda de arista en lugar de una bóveda extremeña.

Bóveda cotas

 

Bibliografía: “Bóvedas Extremeñas: proceso constructivo y análisis estructural de bóvedas de arista” – Manuel Fortea Luna y Vicente López Bernal.

Comparte este post

Deja un comentario: (1)

Javier Valiente
30 agosto, 2016 Reply

Excelente artículo chicos, siendo extremeño y técnico desconocía la existencia de esta bóveda y su forma de construir

PD: Falta por incorporar alguna referencia a Blas de Lezo, por aquello de "no dejan de ser genialidades y no siempre están reconocidas como tal"

Deja un comentario:

tres + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.